Florencia en familia y otras anécdotas

Actualizado: jun 11

Este destino es un "must" en la lista de cualquier itinerario de aquellos que visitan el norte Italiano. Este patrimonio de la Humanidad brilla a cualquier hora del día



Fundada por Julio César para albergar soldados veteranos, fue convertida rápidamente en Capital de la Toscana por su gran importancia comercial. Vivió fuertes periodos de guerras y también fue acariciada por el Renacimiento. de Hecho, es la cuna de este próspero periodo de la humanidad. Riqueza y ocio es la forma mas adecuada de describirla. La familia Médici, (una de las mas acaudaladas de Europa que administraba los tesoros del vaticano) e importantes banqueros, patrocinaban diversos artistas. La herencia cultural que Florencia obtuvo gracias a sus intercambios marítimos se mantiene vigente y es un museo a cielo abierto que despliega poder y belleza en cada rincón de sus calles.

Si quieres que Florencia te reciba a ti y a tu familia con una entrada casi cinematográfica, entonces busca la hora del atardecer. El cielo se tiñe de rojos y naranjas vibrantes que enaltecen todos los detalles de la catedral de Santa Maria del Fiore y encienden la inconfundible cúpula Renacentista realizada por Brunelleschi.


Al descender del tren a eso de las 5 de la tarde, quedamos boquiabiertos con la belleza de esta ciudad medieval. fue un verdadero placer llegar a la piazza del Duomo (Centro del poder político y religioso) y saber que en ese lugar quedaba nuestro alojamiento. El Hotel Boutique De Lanzi ubicado en frente de la Catedral, tiene privilegios que pocos hoteles pueden ofrecer por su excelente ubicación. Nos deleitábamos a a cada hora escuchando las campanadas de la Catedral en nuestra habitación y a la mañana, la hora del desayuno era toda una experiencia, pues el ventanal gigante que abren de par en par se encuentra directo con este gigante arquitectónico.


Debo agregar que el café junto con los croissants calientes rellenos de chocolate o almíbar de durazno son irresistibles. Los canolis de pistaccio son una maravilla también. 


Nos hacía empezar el día plenos de felicidad, aunque esa felicidad se vio opacada por la fiebre de nuestra bebé que en ese entonces tenía 16 meses. Si! se enfermó, y casi pierdo la paciencia cuando vi que el termómetro marcaba más de 38 grados de temperatura y el calor del verano no ayudaba en nada, pues estábamos a esa misma sensación térmica por el intenso verano. Pero familia precavida, vale por dos. Tenemos "Assist Card" que en estos momentos fue demasiado útil y efectivo. Los llamamos desde Roma y cuando llegamos al hotel, en recepción ya sabían nuestra situación y estaban pendientes del médico que ademas de ser muy dulce con la niña y hablarnos lo mas lento posible para que comprendiéramos las instrucciones en italiano, nos recetó un antibiótico muy fuerte por la otitis de la bebé que la alentó varios minutos después. Sin embargo, yo seguía preocupada porque la inflamación de su cara no era algo común. Pero se fue mejorando con el paso de los días y los cuadros de fiebre estaban disminuyendo también. Así que verla correr y jugar con su hermanito nos dio tranquilidad para continuar nuestro anhelado tour. 


Las mejores vistas de la ciudad las encuentras subiendo la cúpula. Con 45 m de Diámetro, 100 de altura y 463 escalones, es todo un ícono del Renacimiento. En su interior vas a encontrar cuadros de Giorgio Vasari representando el juicio final. Al lado de la cúpula se encuentra  el Baptisterio donde vas a ver la famosa obra con 10 bajorelieves en bronce dorado llamada "Las Puertas del Paraíso", realizadas por Ghiberti. Aquí puedes jugar con tus hijos a ver quien encuentra el autoretrato del artista. 


Florencia también es la casa de Pinocho. Aquí nació este pintoresco personaje de cuentos infantiles tan famoso por sus aventuras que nos ha acompañado desde niños. Por eso mismo, le hacen honor con un hermoso museo donde tus hijos se van a divertir y podrán descansar un poco de las intensas jornadas y caminatas por la ciudad. Te recomiendo que no alquiles auto, a menos que salgas con tu familia a otros lugares porque las calles son muy angostas y viven transitadas de gente. Los conductores deben tener mucho cuidado de no atropellar a nadie. yo la verdad vi muchos extranjeros estresados con caras de angustia mientras conducían así que no me parece una buena idea. Pero si quieres recorrer la ciudad de una forma linda y tranquila entonces te recomiendo que viajen en un carruaje alado por caballos. 


Un pasaje sofisticado para admirar lindas joyas las encuentras adentro del Ponte Vecchio, que está lleno de ellas. Antiguamente era un mercadillo con todo tipo de vendedores y productos como carnicerías, pescaderías y tintorerías de pieles que  emanaban fuertes olores  molestos. Por ese motivo, Fernando I en 1953 mandó a reubicarlos y así fue como quedó espacio para orfebres y joyeros. 


Por otra parte, es muy agradable pasar la tarde  en familia en la Piazza della Reppública.

Los Florentinos la conocen como la Piazza Vittorio. Tiene una entrada espectacular con un arco. las luces del carrusel convierten este lugar en algo surrealista. y pensar que allí mismo, durante el periodo fascista flameaban las esvásticas de Hitler! después de ese sufrimiento ahora está llena de sonrisas y juegos.

 Los niños pueden divertirse a dar vueltas en los caballos y luego, comer  un rico gelatto. Si quieres premiarlos más entonces llévalos a la tienda de Disney. 


Si les alcanza el tiempo, inscríbanse en un curso para hacer pizzas. Se van a divertir y aprender muchisimo! 


Para conocer Florencia en todo el sentido de la palabra, se requiere una semana completa. Si van de paso, con solo conocer lo básico los va a dejar igualmente impresionados y locos por volver, como nosotros que estuvimos tres días encantados.


En cuanto a nuestra bebé, Al regresar a Buenos Aires visitamos la pediatra. 

Revisó a nuestra hija y después de diversos análisis médicos y de sangre nos dio el diagnóstico. La inflamación de su rostro se debió a un virus llamado mononucleosis que había contraído en el jardín antes de viajar. Mi chiquita!!! muy fuerte entonces haber hecho todo lo que hizo con cuadro de otitis y mononucleosis. Yo no lo podía creer!! mi pequeña guerrera!!


Aún con todas las vacunas, aún con todos los cuidados, los bebes se pueden enfermar en cualquier momento. Así que les recomendamos que viajen con botiquín bien equipado y un buen seguro médico en el extranjero. Obviamente ya está super bien y su cara mas hermosa que nunca gracias a Dios. quise compartir con Ustedes esta experiencia que aunque no es nada agradable, puede serles de utilidad si viajan por primera vez a Europa. (en el Vlog cuento todo lo que llevamos en el botiquín casero)

Un abrazo y que sigan viajando y disfrutando en familia, luego de esta gran cuarentena mundial. Cuídense para podernos abrazar de nuevo! 

0 vistas

© 2019 por Mis Viajes con Bebe

  • b-facebook
  • Twitter Round
  • Instagram Black Round