jueves, 9 de abril de 2015

Mi Casa tiene un mar de siete colores



Te presento mi Casa: se llama Colombia y cada una de sus ciudades tienen su propia magia y color. 
Hoy voy a hablarte de uno de mis lugares favoritos: el archipielago de San Andrés
Sinceramente estas playas caribeñas no tienen nada que envidiarle a las de otras partes del mundo; el agua es cristalina y la arena blanca y suave; la brisa es cálida, su gente es amable, sencilla, servicial y sobre todo muy alegre. Ellos tienen el secreto de la felicidad grabado en el corazón.

 Los 26 kilometros de la isla los puedes recorrer en catamaran, en lancha, en auto, en bicicleta, en chiva, de cualquier forma es ideal para compartir con la familia y apreciar la naturaleza con un buen "coco loco" en la mano y la música en las venas.